Brook Preloader

Asamblea Anual de la ARIC

“La aportación de la innovación es clave para asegurar la estabilidad y la competitividad del sector de la construcción”

La ARIC celebra su Asamblea Anual con empresas socias e invitadas y presenta su Plan Estratégico 2024-2028 

El pasado viernes, 28 de junio, celebramos la Asamblea Anual en la que participaron nuestros socios y, en segunda parte, empresas invitadas y colaboradores. La sesión fue inaugurada por la consejera de Economía, Innovación, Empresa y Trabajo Autónomo, Belinda León, quien manifestó que el rol que desempeñen los clústeres y las agrupaciones empresariales innovadoras constituye una «poderosa herramienta para desarrollar proyectos que proporcionen una posición más fuerte en el mercado y permitan colaborar con otros agentes”.

Refiriéndose al futuro del sector de la construcción y la rehabilitación, aseguró que «pasa precisamente por la necesidad de estimular la industrialización con el objetivo modernizarse y dar respuesta a los desafíos que se nos está presentando, climáticos, socioeconómicos, tecnológicos…” y, finalizó «la ARIC está ya mirando hacia ese futuro y el Gobierno de La Rioja también lo hace, y seguirá apoyando vuestros retos y propuestas”.

 Cambiante sector de la construcción 

Por su parte, Ismael Martín, presidente de la ARIC analizó la situación del sector y valorando que “después de unos años de crecimiento, la construcción se encuentra en un punto de inflexión y de cambio que debemos reconducir a nuestro favor”

Nuestro sector representa casi el 10 por ciento del PIB y da empleo a cerca de 1,3 millones de personas (según la Confederación Nacional de la Construcción), pero “continuamos padeciendo los problemas de escasez de mano y los altos costes de suministros, la energía y el crédito”.

Aludió también a la competitividad, para la que necesitamos resolver tres problemas: la liquidez, los impagos y los suministros”.

Según la última Encuesta de Coyuntura del Sector de la Construcción (Ministerio de Industria y Turismo), la situación es cambiante, mantiene una tendencia expansiva de crecimiento pero los pronósticos de creación de empleo empiezan a bajar y sin embargo, el periodo de trabajo asegurado se mantiene en 582 días (20 días más que en el mes anterior).

Se prevé que en 2024 el sector reduzca su crecimiento un 1,4% en 2024 (cerró 2023 con un crecimiento del 2,8%) y un 1,2% en 2025, según datos del último informe de Euroconstruct. Estas previsiones, según el informe, se alcanzarán gracias al impulso procedente de los fondos europeos Next Generation y posiblemente, si descontásemos su efecto, el sector se encontraría en dificultades. Además, aunque el sector ha aguantado bien en España, desde Europa ya se anticipa una posible recesión.

Valorando estos datos, el presidente de la ARIC finalizó “no nos queda otra que asegurar la estabilidad y el crecimiento del sector y de nuestras empresas con herramientas de competitividad y de valor añadido y para eso, entidades como la ARIC resultan imprescindibles y muy útiles”.

Nuevo Plan Estratégico 2024-2028 

En la sesión del pasado viernes se presentó también el nuevo Plan Estratégico de nuestra entidad que cubre el periodo 2024 – 2028, la directora general, Marta Epelde, destacó las novedades del mismo y realizó un balance del plan que ha finalizado.

“Hemos cumplido los objetivos que nos marcamos en cuanto a crecimiento del clúster, que casi ha triplicado el número de socios, de servicios ofrecidos, de proyectos realizados y de presupuesto”, expuso Epelde. “Nos reafirmamos en nuestras líneas de trabajo: la eficiencia energética, la industrialización y la competitividad, porque han sido muy efectivas”.

En la nueva etapa, continuó, “abrazamos convencidos la digitalización porque es una vía de crecimiento ineludible, y la internacionalización, porque es posible y muy positivo implementar con rapidez los avances que se están desarrollando en procesos y materiales en cualquier parte del mundo”.

Sobre las actividades concretas que materializarán esta estrategia, nuestra directora de la ARIC destacó la formación y divulgación como herramientas necesarias para mejorar la profesionalización y capacitación de las nuevas generaciones a través de acuerdos con la Universidad y los institutos de Formación Profesional y, por otro lado, la continuación de misiones internacionales e inversas que acerquen a las empresas socias a los avances en el sector que se están realizando en tiempo real.